Archive for the Autoconmiseración. Category

I’m lost!

Posted in Autoconmiseración., Virus with tags , , , on mayo 1, 2009 by toxicwords

Damn! Odio que las cosas no funcionen como debieran. Ayer formatee mi computadora, hoy una oleada de descargas “de alta prioridad” me invaden… Para colmo, el messenger no funciona.
En fin, es el karma, supongo.

EL aburrimiento en tiempos de epidemia.

Posted in Autoconmiseración., Virus, Zombies on abril 29, 2009 by toxicwords

Ok, vivir es difícil. Y si la ciudad se ha vuelto un manojo de nervios y restricciones la cosa se pone peor. Mañana se cumple una semana de que escuchamos como un anuncio cualquiera, que la influenza estacionaria se había extendido de manera extraña. Luego nos aclararían que se trata de un nuevo virus. Desde entonces comenzó un cambio de rutina obligatorio; suspensión de clases, recomendable uso de cubrebocas, constante lavado de manos, etc, etc, ya lo escuchamos hasta el hartazgo. Estoy conciente de que esto es serio a pesar de los rumores varios, peeero, ya me aburrí.

Es demasiado el tiempo libre que se nos ha dado, los minutos se escurren lentos, viscosos, manchando el dolor y el hastío que sufro de tanto mirar por la ventana y ver el azul del cielo, estático, irreconocible en ocasiones, y es que afuera la cosa no difiere demasiado. Se nota la depresión en la gente, y lo siento, pero eso no ayuda mucho en mi estado de ánimo. NOS HAN PROHÍBIDO EL CONTÁCTO HUMANO!… Bien, aún nos queda el saludo budista, hermosa y romántica; con las manos en el corazón de la otra persona…

En fin, comprendo todo eso, por ello me he enclaustrado en mi habitación, rodeado de cositas interesantes, mi guitarra, libros, revistas y la bendita computadora. Los juegos infantiles que me sobreviven: el cubo de rubik, un rompecabezas sin terminar, y mi reciente afición, los aviones de papel. Dormitar es igual un buen pasatiempos. Sin embargo ya no es suficiente! Por eso ruego a tí, que me lees, que por favor, que por piedad,  que por tu madre!!, me digas que haces para pasar el rato en el aburrimiento en tiempos de epidemia…

El aburrimiento es un virus, y ya me infecté.

J. S. Bach, P. Tortelier, el preludio y yo.

Posted in Autoconmiseración., Música on abril 26, 2009 by toxicwords

Es domingo, y mis clases de música autodidácta son un asco. Sin embargo, con maestros como Paul Tortelier, a uno le dan ganas de seguir en el medio de las notas y los acordes.

 Aquí, bajo la tutela de Tortelier, una inspiradora muestra de la genialidad y el virtuosísmo que Bach nos dejó impregnado en su Preludio.

Masterclass!

What do you want to be when you grow up?

Posted in Autoconmiseración. on abril 19, 2009 by toxicwords

Hace días que pienso, no es que antes no lo hiciera, pero me refiero a que esta vez si lo hago en serio. No he hecho nada de mi vida, y eso se refleja en mi apatía crónica de la cual dan cuenta muchos de ustedes que quizá me conocen. Pues bien, es hora de poner las inquietudes sobre la mesa y decidir, que sucederá. (ésta vez, no está en manos de Dios)

Veintiún años sobre el planeta y contando, el tiempo es cosa seria, siempre lleva prisa y nunca se detiene. La libertad y la independencia están a la vuelta de la esquina, cruzando la calle, lo malo es cuando notas que esa calle es una avenida muy transitada y sabes que te va a costar trabajo llegar al otro lado porque derrumbaste los puentes peatonales que de buena voluntad habían construido para tí. Tampoco se puede detener el tránsito sin el temor de ser atropellado. ¡Es dificil porque no es fácil!… Perdí noción de lo divertido que me resultaban mis obsesiones, de eso ya hace unos años. Dejé que sucediera; dejé que mis demonios surgieran y secuestraran mi voluntad. Me volví un anciano decrépito que no hace más que quejarse del mundo y sus al rededores, no tengo amor, no tengo odio, soy un insensible. Y esto no es para menos.

¿A qué viene todo ésto? Existen periodos en la vida, “círculos” que les llaman, procesos que comienzan y culminan para dar paso a otras metas.  Y precisamente, hoy día,  un círculo debe cerrarse. Y comenzar uno nuevo sin menospreciar lo ya aprendido. He comenzado con un doloroso ejercicio de análisis de conciencia, y como resultado obtuve un mar de lágrimas,  me di miedo. Llegué a una conclusión; es tiempo de volver a ponerle la coraza al corazón…

ya ha comenzado, ultimamente despierto con la necesidad de salir, de explotar. De hacer todo aquello que me satisfacía, de encontrar de nuevo la filosofía hedonista, el “buen vivir”, ser cómo expresara aquél título que Nerón adjudicara a Petronio, un arbiter elegantiae; creativo, amoral, cínico y de profundo pensamiento… Y creo que por ahí va el asunto. No se puede dar marcha atrás, por lo menos, no se sabe la manera de hacer que el tiempo viaje en dirección contraria, el principio de entropía (para mi necesidad) es obsoleto entonces.

…”Intersatate love song” de los Stone Temple Pilots suena mientras escribo, e imagino una carretera en medio del desierto bajo el sol de abril, yendo a una velocidad de 120 Km/h, montado sobre una motocicleta. El viento me empuja la ropa e intenta volarme el casco; LIBERTAD, susurro. Nadie escucha… Quisiera largarme, y de alguna manera seguir aquí. Sin embargo, ya no hay tiempo que perder.

L.